melanie loves outdoor sex.xxx tube huge dick on webcam.
asianporn
porn tube jeremy serrano fucking kellie cechan.

Hoja de ruta para implementar la Enmieda de Kigali en México Parte 2

0

En esta edición continuamos con la segunda parte de la Hoja de Ruta para implementar la Enmienda de Kigali en México. Un documento que fue publicado por La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

3.4 Espumas (Esp)

El sector espumas es el cuarto mayor consumidor de HFC a nivel nacional, con 4.52 MtCO2e estimadas en 2017. El 92% de éste lo representa el HFC245fa, empleado primordialmente en la manufactura de espumas de PU para aislamiento de refrigeradores domésticos, seguido de la mezcla HFC-365mfc/227ea (7%) y el HFC-134a (1%).

En este sector destacan como grandes usuarios las compañías dedicadas a la manufactura de refrigeradores (secciones 3.2, 3.5), así como una serie de empresas que se dedican a la formulación de sistemas para la preparación de espumas de poliuretano. El consumo total en este sector se presenta en la Tabla 8.

3.6 Aerosoles (Aer)

El sector de aerosoles es el siguiente en términos de consumo de HFC a nivel nacional, con 1.33 MtCO2e, donde el HFC134a y el HFC-152a son las sustancias de mayor uso, con 61% y 35% del consumo total de HFC en este sector, respectivamente.

 En aerosoles técnicos, el HFC-134a y el HFC-152a también fueron las sustancias más utilizadas en 2017. Hay varias empresas nacionales pertenecientes a este subsector en diversos estados de la república. 

El HFC-152a se usa sobre todo como propelente en varios aerosoles domésticos. Diversas empresas, tanto de origen extranjero como nacional, se dedican a producir esta clase de aerosoles.

Debido a la posibilidad de purificar el HFC-134a a un grado medicinal, se puede utilizar ampliamente como propelente para inhaladores de dosis medida (MDI, por sus siglas en inglés). Se han identificado varios laboratorios que producen este tipo de productos.

En el sector salud, el uso de HFC se considera de uso esencial, de modo que su consumo no está sujeto al plan de reducción. Por tanto, la reserva de 20% disponible cubrirá la demanda de este sector.

La distribución del consumo de HFC en 2017 para el sector de aerosoles se presenta en la Tabla 11.

3.7 Extintores (Ext)

Existe un consumo de HFC exclusivamente dedicado a la protección contra incendios. En 2017, este sector consumió alrededor de 0.49 MtCO2e.

Los HFC-125, HFC-236fa y HFC227ea son compuestos químicos que suprimen los incendios clase A, B y C sin agua ni residuos químicos dañinos.

Por ello, continúan siendo las principales sustancias utilizadas en México para extintores portátiles y sistemas de supresión de incendios a presión.

En 2017, el HFC-236fa tuvo el mayor consumo (alrededor de 0.17 MtCO2e), seguido de HFC-227ea y HFC-125, con 0.16 MtCO2e cada uno.

Capítulo 4 Escenarios De Reducción

De acuerdo con el análisis de alternativas de menor impacto climático que podrían ser adoptadas en México en función de su viabilidad técnica, económica y regulatoria, se propone el siguiente camino de transición a corto, mediano y largo plazo en los sectores que consumen HFC (Diagrama 6):

En la Figura 5 se plantean los escenarios de reducción de HFC que demuestran el cumplimiento de las metas de la EK para México, los cuales se elaboraron considerando las características de las alternativas en lo referente a disminución de PCG, reducción de carga y grado disponibilidad y posible penetración en el mercado (UNIDO, 2019e). Como se observa, la contribución de los sectores AC, MAC, RC y Esp son determinantes para esta reducción. 

Aunque en cada sector hay medidas de carácter prioritario, de forma general las acciones que son cruciales para que México cumpla con sus obligaciones son las siguientes:

El impacto de las principales medidas de reducción de HFC se ilustran en la Figura 6.

Capítulo 5 Hoja de Ruta para reducir

los HFC

5.1 Metodología

La Hoja de Ruta se estructuró con el objetivo de obtener un diagnóstico del consumo de HFC entre los diversos sectores usuarios a nivel nacional, así como el marco regulatorio existente para la gestión de estas sustancias. También se abordó un análisis de las políticas y regulaciones para promover la eficiencia energética, así como una evaluación de las tecnologías disponibles comercialmente en México para el sector RAC.

Con base en lo anterior, se realizó una proyección del consumo de los diferentes HFC en cada sector y subsector para estimar la línea base de consumo acorde al calendario establecido en la Enmienda de Kigali. Conforme a las necesidades de transición a alternativas de bajo impacto climático, se priorizaron las acciones de política pública que tendrían que ejecutarse a corto, mediano y largo plazo, y se estableció la Hoja de Ruta con acciones específicas requeridas para cada sector. Por último, se llevó a cabo una consulta entre instancias de gobierno.

5.2 Pilares de política

Los pilares de la política pública sobre los que se sustentará la reducción del consumo de HFC en México durante las próximas décadas son: 1) regulación, 2) planeación estratégica, 3) implementación, y 4) reporte y verificación (Diagrama 7).

Regulación

Se realizará una serie de modificaciones al marco regulatorio vigente enfocadas en permitir que México cumpla con sus obligaciones ante el Protocolo de Montreal y la EK, incluyendo la implementación de sistemas de permisos y autorizaciones para la importación y exportación de HFC, así como la atribución de asignar cuotas de importación.

Por otra parte, se revisarán y actualizarán o crearán regulaciones y estándares que permitan una transición armónica hacia las alternativas de menor impacto climático, incluyendo los aspectos de seguridad en el manejo de refrigerantes inflamables y el fomento de la eficiencia energética en los diversos sectores RAC, así como las acciones de control de HFC en el marco de las políticas y los instrumentos de cambio climático con los que cuenta México.

Planeación estratégica

Se elaborará el Plan Nacional para la Reducción de HFC en México, en el cual participarán los actores involucrados en el control de estas sustancias, a partir de la presentación de esta Hoja de Ruta. La negociación de este plan ante el MLF del Protocolo de Montreal le permitirá a México acceder a financiamiento internacional para implementar las acciones de reducción del consumo de HFC.

Implementación

Se ejecutarán acciones de fortalecimiento institucional para la creación de capacidades requeridas para la implementación de proyectos y programas para reducir el consumo de HFC, incluyendo la ejecución de acciones tempranas. La ejecución del plan se fundamentará en tres líneas de acción: 1) proyectos de conversión tecnológica y adopción de alternativas amigables con el clima, 2) asistencia técnica y capacitación para apoyar la adopción de alternativas, y 3) difusión de las actividades de reducción de HFC.

Reporte y verificación

La certificación de cumplimiento de los compromisos de México se llevará a cabo a partir del reporte y la verificación ante organismos internaciones e instituciones nacionales, a través de sus respectivas plataformas y mecanismos. 

Las líneas de acción requeridas para la construcción de los cuatro pilares son detalladas en el Diagrama 8:

MISIÓN:

Transitar armónicamente hacia la adopción de alternativas de menor impacto climático, impulsando la modernización de la industria y a la creación de mejores empleos. 

VISIÓN: 

México ha logrado la meta de reducción de 80% de su consumo de HFC para 2045 de manera sostenible, eficiente y segura, contribuyendo al desarrollo de la región

5.3 Acciones sectoriales

Con base en los análisis realizados, se describen las acciones identificadas como prioritarias a corto, mediano y largo plazo en cada sector usuario de HFC para su transición hacia la adopción de alternativas de menor impacto climático. 

5.3 Acciones sectoriales

Con base en los análisis realizados, se describen las acciones identificadas como prioritarias a corto, mediano y largo plazo en cada sector usuario de HFC para su transición hacia la adopción de alternativas de menor impacto climático. 

5.3.4 Espumas

En el sector Esp, los únicos HFC que se siguen utilizando de manera significativa son el HFC-245fa y el HFC-365mfc, para la fabricación de espumas rígidas de PU, además del HCFC-141b, que se utiliza en una fracción de la producción de aislantes en refrigeración doméstica. Hoy día ya se utilizan de manera extensiva diversas alternativas de menor PCG, entre las que destacan los hidrocarburos, como el ciclopentano (PCG: 5). La expectativa es que las casas de sistemas que aún no han eliminado estos HFC migren a hidrocarburos a corto y mediano plazo, con excepción de las aplicaciones que requieran un elevado aislamiento térmico, donde predomine el uso de HFO puros, como el HFO-1234ze (PCG<1). México podrá brindar asistencia técnica y financiera a las empresas nacionales a través del MLF.

5.3.7 Aerosoles, solventes y extintores de fuego

Entre los sectores en los que se utilizan los HFC como propelente, el principal es el de los productos en aerosol (técnicos, domésticos y farmacéuticos). Para los aerosoles técnicos, la tendencia es que introduzcan el HFO-1234ze (PCG<1), con la posibilidad de que algunos adopten el HFC-152a (PCG: 124). En los aerosoles domésticos, que ya utilizan hidrocarburos en gran proporción, la tendencia se mantendría. Para los MDI, aunque existen alternativas como los dosificadores en polvo, se plantea asegurar a largo plazo el consumo de HFC-134a de grado farmacéutico dentro de las cuotas que México otorgue. Los sectores Sol y Ext tienen un bajo consumo de HFC y existen alternativas como los hidrofluoréteres (HFE) y el FK 5-1-12, respectivamente, que México podría adoptar a largo plazo, dado que por ahora su eliminación no es prioritaria.

5.3.8 Emisiones de HFC-23 en la producción de HCFC-22

México cuenta con una planta de manufactura de HCFC-22, cuya producción fue de 6,000 toneladas en 2017. En dicho proceso se genera HFC-23 (PCG: 14,000) como subproducto. Como parte de la Enmienda de Kigali, México se ha comprometido a controlar las emisiones de este gas a corto plazo. Actualmente, se están analizando los métodos más eficaces para su control (UNIDO, 2018h).

Comentarios
Loading...